Hitos de la vida de Dunalastair + outdoor education

Vida Escolar

Hitos en la vida de Dunalastair

Así como la innovación y la constante reinvención son dos aspectos fundamentales de nuestro colegio, existen una serie de experiencias o hitos, que perduran año tras año en Dunalastair. Experiencias que fomentan el sentimiento de pertenencia y comunidad entre nuestros alumnos y que son compartidas generación tras generación. Estos hitos, en muchos casos, representan las experiencias que más recordarán nuestros ex-alumnos en sus reuniones posteriores a su graduación.

La tradición escocesa, que marca la identidad de nuestro colegio, nos llevó a pensar más allá de alianzas de colores y acercarnos a la cultura de clanes o casas existentes en la historia de esa nación. El nivel de Playgroup marca la entrada a nuestro colegio y por eso el hito de conocer las características de su House, como su color, su tartan y su escudo de familia, es oportuno. En conjunto con esto los estudiantes trabajan Identidad conociendo la historia del colegio y su fundadora, Mrs. Ada Crew.

 

El colegio tiene una política positiva de conducta en el que enfatiza el análisis de aquello que queremos que suceda (no lo que no queremos) entonces se presentan las 3 Bs, representadas por abejas (bees) a los estudiantes de Prekinder. Be Safe, Be Responsible y Be Respectful son estas tres grandes categorías de conducta que guían el actuar de nuestra comunidad. Durante una semana nuestros estudiantes de Prekinder realizan acciones concretas en las que pueden visibilizar y vivenciar las conductas esperadas en el colegio.

 

A finales de Kinder los niños visitan el edificio de junior y trabajan en conjunto con 1º Básico. El propósito de este hito es conocer el sector que utilizarán al año siguiente bajando la incertidumbre que genera en los estudiantes el cambio de ciclo. Durante un día los estudiantes realizan actividades con los niños de 1º Básico, quienes los guían por las instalaciones y luego comparten su colación y un recreo en el patio. El día finaliza con un almuerzo en el casino.

 

En 1° Básico celebramos el momento en que nuestros estudiantes leen por primera vez en público. Como las “luciérnagas” ese día brillan leyendo públicamente cuentos de su preferencia a sus padres, profesoras y alumnos de otros cursos mayores.

 

Las habilidades mecánicas de la escritura en este nivel se han consolidado y permiten que los estudiantes puedan crear y registrar más fácilmente textos en los que comparten historias. Es así como escriben sus cuentos en un taller en el que reciben retroalimentación y una posterior edición. En una siguiente etapa, incorporan la ilustración y diagramación para crear sus propios textos que son compartidos con la comunidad en una ceremonia que se lleva a cabo en la biblioteca.

 

La sensibilidad estética es otro de los objetivos formativos del colegio. Es por ello que entre 3° y 6° Básico todos los estudiantes aprenden a tocar un instrumento de su elección y forman parte de la orquesta o banda del nivel.

En 3° Básico por primera vez realizan un concierto para sus padres y profesores. Así se da el inicio al estudio del instrumento escogido y su incorporación a una orquesta o banda en el que tocar juntos les permite desarrollar habilidades que serán fundamentales en el futuro.

 

En 4° Básico y con el objetivo de desarrollar la autonomía, la independencia y  tomar decisiones de acuerdo a su madurez, realizamos una salida de dos días y medio, a un refugio de montaña, en la que los estudiantes realizan actividades que les permiten conocer y probar sus destrezas y reflexionar respecto a sus desafíos. También realizan actividades prácticas relacionadas con la vida al aire libre como armar una carpa, orientarse con el sol, fogata segura, entre otras.

 

Consiste en realizar actividades que apoyen la transición de D-Inquiry a D-Project. Se movilizan las habilidades que se encuentran en la base de la metodología del trabajo de aprendizaje a través de proyectos. Durante cinco días los estudiantes practican las habilidades de comunicación y de abordaje de conflictos, las de colaboración, el pensamiento crítico y la resolución de problemas y las habilidades de creatividad e innovación, propias de D-Project.

 

En 6° Básico los estudiantes son invitados a fortalecer sus habilidades de trabajo en equipo, en especial las de colaboración, comunicación y empatía, en una salida de dos días y medio a un refugio de montaña. A través de actividades lúdicas, practican la comunicación asertiva y la colaboración en la captura de la bandera y búsqueda del tesoro. Complementariamente desarrollan el respeto y cuidado por el entorno.

 

El cambio del ciclo de Junior a Senior constituye un desafío para nuestros estudiantes. Del profesor tutor con el que pasaban gran parte del día, pasan a un modelo con profesores de asignatura que comparten menos tiempo, exigiéndoles más independencia y autonomía. También ingresan a un nuevo territorio siendo los más chicos de la sección, por lo que debe cuidarse la convivencia con el nivel de 8º Básico. Durante dos días los estudiantes de 7° Básico trabajan en un mini proyecto con sus pares de 8° Básico para retomar vínculos y favorecer el respeto y el buen trato.

 

En 8° Básico realizamos un viaje de estudio pensado no sólo para impactar en el ámbito académico, sino también para fortalecer los vínculos entre los estudiantes de la generación antes de iniciar la enseñanza media. Para ello preparan su viaje estudiando diferentes aspectos del entorno del lugar que van a visitar, investigando sobre la geografía, los asentamientos humanos originarios y actuales, la flora y fauna, los recursos productivos, entre otros. Organizan esta indagación en sus bitácoras y la presentan a sus pares. Ya en el lugar realizan diversas actividades en las que pueden contrastar sus conocimientos y profundizarlos, además de otras que potencian el reconocimiento de los pares, la convivencia y los vínculos entre ellos, fortaleciendo a la generación.

 

El fin de la trayectoria escolar de nuestros estudiantes está marcada por el Musical de IV° Medio. Es un proyecto que permite a los estudiantes seguir desarrollando sus habilidades de trabajo en equipo, comunicación y empatía; fortalecer sus lazos como generación y descentrarse de la admisión universitaria que les provoca mucho estrés.

Los estudiantes escogen el musical que realizarán y luego, de acuerdo a sus fortalezas e intereses personales, pasan a formar parte de un grupo con responsabilidades en cada aspecto de este ambicioso proyecto. Pueden ser parte del equipo de actuación, baile, escenografía, diseño de vestuario y maquillaje, tramoya o traducción. A lo largo del año trabajan hasta el día del estreno en el que muestran su logro final, un trabajo mancomunado de la generación que es un regalo para toda nuestra comunidad.